Eructoterapia

Tratamientos con eructoterapia

Eructoterapia. Alivio de malestar

El eructo es también médicamente referido como ructus. Esencialmente es un proceso de liberar gases del tubo digestivo a través de la boca. Un olor típico o sonido puede también acompañar el proceso de liberación de gas. El eructo es un fenómeno universal común y no está limitado a pocas personas con algún desorden específico. Desde los infantes a los adultos grandes eructan para expulsar el aire que ha sido tragado en exceso. El eructo alivia el abdomen de la incomodidad causada por el exceso de aire.

El eructo también se puede formar como un hábito para muchas personas y por lo tanto eructar puede no estar relacionado a la acumulación de aire en sus estómagos. Instintivamente la gente recurre al eructo a cuenta de cualquier disconformidad abdominal para expeler gases y aliviar el existente incomodo.

Aunque suena como un ejercicio simple, técnicamente eructar es una actividad coordinada. Por ejemplo: la laringe es levantada para asegurar que ningún líquido o comida que pase con el aire del estómago se meta en los pulmones y este proceso también relaja los cardias superiores (esfínter esofágico) para que el aire pueda pasar más fácilmente desde el esófago a la garganta. El cardias inferior (esfínter esofágico) también necesita abrirse para que el aire pueda pasar del estómago al esófago. Durante estas actividades, el diafragma desciende de manera que incrementa la presión y disminuye la presión en el pecho similar a respirar. El cambio en la presión asegura el flujo de aire desde el estómago en el abdomen hasta el esófago en el pecho.

De aquí

Anuncios

febrero 15, 2008 Posted by | Eructoterapia | 2 comentarios

¿Regüeldo eufemismo de eructo o a la inversa?

Como sinónimo de eructo podemos encontrar el término regüeldo, hoy raramente utilizado, mas no así antaño, sino al contrario, cuando la lengua española admitía como válidos “eruto” y “erutación” (que hoy son incorrectos) regoldar era de mal gusto y “erutar” un eufemismo [ver Eructar y Eruptar]
Respecto a qué término es eufemismo de cual, hallamos una respuesta orientativa en Plumas y Letras Hispánicas, por Alexis Márquez Rodríguez (extraído de “Últimas Noticias“):

En un pasaje de “El Quijote” Don Quijote aconseja a Sancho para cuando le toque gobernar en la ínsula. He aquí un fragmento de su diálogo:

“-–Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos, ni de erutar delante de nadie.

–Eso de erutar no entiendo –dijo Sancho.

Y Don Quijote le dijo: –Erutar, Sancho, quiere decir regoldar, y este es uno de los más torpes vocablos que tiene la lengua castellana, aunque es muy significativo; y así, la gente curiosa se ha acogido al latín, y al regoldar dice erutar, y a los regüeldos, erutaciones…”.

Quiere decir que ya en tiempos de Cervantes “eructar” en público era inelegante y de mala educación, especialmente vedado a los gobernantes y demás altos funcionarios.

“Eructo”, según el DRAE, es “Acción y efecto de “eructar”, y este se define como “Expeler con ruido por la boca los gases del estómago”. “Eructar” es, por lo tanto, vocablo afín al verbo “peer: Arrojar o expeler la ventosidad del vientre por el ano”, pues se trata de operaciones bastante parecidas, aunque una se realiza por el ano y la otra por la boca.

No hay que confundir “eructo” con “erupción”, ni “eructar” con “erupcionar”. Este último significa, “dicho de un volcán: Entrar en erupción”. Y de “erupción” el DRAE registra, en su 3ª acepción, lo siguiente: “Emisión de materias sólidas, líquidas o gaseosas por aberturas o grietas en la corteza terrestre. Unas veces es repentina y violenta, como en los volcanes, y otras lenta y tranquila, como en las solfataras”.

“Eructar” y “eructo” son sinónimos de “regoldar” y “regüeldo”, palabras que hoy se usan poco. Y es curioso que en tiempos de Cervantes, según vimos en la cita de arriba, “regoldar” y “regüeldo” eran tenidos como vocablos de mal gusto, por lo que solía sustituírselos por “erutar” y “erutación”. Hoy quizás pudiera decirse lo contrario, pues no sería aventurado decir que “regoldar” y “regüeldo” parecen ser menos vulgares que “eructar” y “eructo”. Aquí me refiero sólo al dominio de las palabras, pues la acción de que se trata, en el campo de los modales es inelegante, grosera y de muy mal gusto, cualesquiera que sean las palabras con que la designemos.

“Regoldar” deriva del verbo latino “regurgitare”, y “eructar” del también latino “eructare”.

Eructos!

febrero 15, 2008 Posted by | General | | Deja un comentario